lunes, 25 de septiembre de 2017

Frase de la semana 39

Han pasado unas cuantas semanas desde que publiqué la última frase. A la falta de tiempo se unieron algunos problemas técnicos, pero aquí estoy de nuevo y con una frase dedicada a una de las cosas que más me gustan:


jueves, 31 de agosto de 2017

A grandes males - César Pérez Gellida




Autor: César Pérez Gellida
Título: A grandes males
Editorial: SUMA
ISBN: 978-84-9129-095-7
Páginas: 500 páginas
Precio: 18.90€ (Tapa blanda con solapa)


Sinopsis extraída de la editorial:

Tercera y última entrega de la trilogía «Refranes, canciones y restos de sangre».
Erika Lopategui y Ólafur Olafsson han llegado a Buenos Aires siguiendo el rastro de la única persona que puede ayudarlos a destapar la organización criminal que se esconde tras la Congregación de los Hombres Puros. Encontrar el Cartapacio de Minos, un misterioso documento que contiene la identidad de los integrantes de la cúpula de esta organización, es su única meta.
Pero no solo ellos lo buscan... Pronto descubrirán que una cara conocida está más cerca de lo que a ellos les gustaría.
A grandes males es un thriller donde la realidad y la ficción se confunden para sumergir al lector en una trama cargada de incógnitas cuyas respuestas se encuentran entre los muros del edificio Barolo, un rascacielos levantado para albergar las cenizas de Dante Alighieri.

Llevo unos meses sin poder publicar reseñas y tengo muchas pendientes, así que para empezar a ponerme al día ¿qué mejor forma de hacerlo que con la última publicación de César Pérez Gellida?

A grandes males pone punto y final a la trilogía "Refranes, canciones y rastros de sangre " y, aunque podría leerse de forma separada a Sarna con gusto y Cuchillo de palo, mi recomendación es no hacerlo para poder entender todo lo que ocurre en esta nueva historia.

Esta tercera parte se centra, por fin, en lo que en las dos primeras novelas aparecía como una trama paralela: la Congregación de los Hombres Puros. La historia comienza en Buenos Aires en 1922 cuando, de la mano de Luis Barolo, integrante de la Gran Logia de los Puros, conoceremos la historia del Palacio Barolo. Este edificio, diseñado por Mario Palanti, no sería solo un rascacielos que rivalizara con los que ya empezaban a construirse en las principales ciudades de EE.UU.; no, este edificio estaría inspirado en La Divina Comedia y en él se guardarían las cenizas de Dante Alighieri.

Así que es hasta Buenos Aires donde Erika Lopategui y Ólafur Olafsson se desplazan, ya en 2013, para continuar su misión tras los sucesos acontecidos en Budapest. Su intención en Argentina es encontrar el Cartapacio de Minos, un documento que les ayudará a hacer desaparecer la Congregación de los Hombres Puros. Tras esta organización masónica se encuentran, en la sombra, hombres de gran poder a los que ya no les mueven motivos religiosos, sino la política, el poder y el dinero. Es tal su poder y su ansia por querer más, que son capaces de cualquier cosa por conseguirlo.

Todo lo relacionado con la masonería y La Divina Comedia siempre me ha parecido un tema interesante aunque difícil de entender por su complejidad. Pero César Pérez Gellida narra toda esa parte de la trama con un lenguaje sencillo y claro y dando la información necesaria, sin caer en el exceso, consiguiendo así dos cosas: que sea fácil de comprender y que el ritmo y la tensión se mantengan en todo momento. Además, la trama está llena de giros argumentales que consiguen enganchar al lector de principio a fin.

De toda la trilogía, esta novela es la que más se aleja de la novela negra y se acerca más a un thriller de acción con toques históricos. 

Es también una novela coral porque todos los personajes, ya sean viejos conocidos como Erika u Ólafur o que aparecen por primera vez como Bujalesky o Telmo, tienen bastante protagonismo. Aunque hay un personaje que para mí destaca sobre el resto: el Palacio Barolo. Es increíble cómo un edificio puede tener un papel tan relevante y aportar tanto a una historia. No conocía este edificio y me ha parecido realmente interesante todo lo relacionado con él (si quieres saber más, puedes visitar su página web https://palaciobarolo.com.ar/). A quien he echado mucho de menos en toda esta historia ha sido al inspector Sancho; no tiene el protagonismo de las novelas anteriores y sus apariciones me han sabido a muy poco.

Y, por supuesto, no podía faltar la música. Aunque en esta ocasión, en lugar de recurrir a temas de otros artistas, es el propio Pérez Gellida quien ha escrito las letras que ponen la banda sonora a esta novela. Por ahora solo "Gris acero sobre Buenos Aires" tiene música y está compuesta e interpretada por Iván Ferreiro y Julián Saldarriaga (Love of Lesbians).

He de reconocer que soy gellidista y que César Pérez Gellida se ha convertido en uno de mis escritores favoritos pero es que en Sarna con gusto vuelve a sorprendernos con una novela diferente, compleja y que demuestra, una vez más, su evolución como escritor.

lunes, 7 de agosto de 2017

Frase de la semana 32

Hoy toca volver al trabajo tras las vacaciones, así que vamos a hacerlo con un poco de motivación:




martes, 11 de julio de 2017

Frase de la semana 28

Esta semana, una frase dedicada a los libros, por todo lo que son capaces de mover dentro de cada uno:

lunes, 3 de julio de 2017