martes, 23 de septiembre de 2014

Dies Irae - César Pérez Gellida


Portada de Dies irae


Autor: César Pérez Gellida
Título: Dies Irae
Editorial: Suma de Letras
ISBN: 978-84-836-5537-5
Páginas: 552
Precio: 19.00€ (edición rústica)

Sinopsis extraída de la editorial:

La acción de este thriller implacable arranca en la peculiar ciudad italiana de Trieste, frontera entre dos mundos. Au­gusto Ledesma elige el que fuera hogar de James Joyce como primer escenario para continuar su siniestra obra, que alimenta del aliento de sus víctimas y de la humillación de sus perseguidores. Hasta allí se trasladará el inspector Ramiro Sancho en su frenética y obsesiva persecución de un asesino en serie que parece haber acentuado su voracidad. Entretanto, al otro lado de la frontera, el psicólogo criminalista y ex agente del KGB Armando Lopategui, «Carapocha», recorrerá las calles de Belgrado junto a su hija y ahora discípula con el propósito de zanjar cuentas con un pasado despiadado del que no logra despojarse. En otra vuelta de tuerca, a través de fugaces viajes en el tiempo, descubriremos cómo se fraguó la relación entre Pílades y Orestes y asistiremos a su sorprendente desenlace.
Tras el rotundo éxito de Memento mori, primera parte de la trilogía Versos, canciones y trocitos de carne, César Pé­rez Gellida nos conduce de nuevo por los complejos laberintos que conforman la mente criminal desde los ojos de sus protagonistas, ya sean víctimas, asesinos en serie, ge­nocidas o quienes les persiguen. El inesperado desarrollo de los acontecimientos obligará al lector a pasar páginas en una ineludible búsqueda de respuestas.
Haciendo gala de un particular estilo cinematográfico aclamado por la crítica literaria, el autor nos envuelve en una trama adictiva, tejida a partir de un argumento sólido y pespunteado de poemas y canciones que componen una singular banda sonora del crimen.


Y volvemos con la segunda parte de la trilogía "Versos, canciones y trocitos de carne". Si no has leído todavía el primer libro, Memento mori (mi reseña aquí), te aconsejaría que no siguieras leyendo esta reseña; voy a hacer lo posible por no revelar demasiado de la historia, siempre lo intento, pero es inevitable que algo se pueda escapar.

Hay muchas similitudes entre la primera y la segunda parte, principalmente en su estructura. Al igual que en el primer libro, cada capítulo esta dividido en diferentes escenas y también aparece la fecha y el lugar donde ocurren al comienzo de cada una de ellas.

La música también tiene parte importante en esta segunda entrega. Si en Memento mori era Bunbury el que daba título a los capítulos, en Dies irae, los títulos están sacados de canciones de Vestusta Morla. Y, por supuesto, Dies irae también cuenta con una banda sonora potente.

Se mantienen los personajes principales de Ramiro Sancho, Augusto Ledesma y Armando Lopategui y, durante esta segunda parte,  los vamos conociendo de una forma más profunda. También siguen otros personajes, alguno de ellos adquiriendo más relevancia, como es el caso de Erika Lopategui. Y encontramos nuevos personajes, como Gracia Galo, inspectora jefe de Trieste.

Sin embargo, a pesar de las similitudes, la historia es completamente distinta. En esta ocasión, la acción transcurre en Trieste y Belgrado y, además de la historia de Augusto, vamos conociendo un poco más a Carapocha y su labor como agente del KGB. Se narra con bastante detalle la Guerra de los Balcanes y está contada de forma muy amena. Aunque a veces, quizá, se extiende demasiado en este tema, a mí me resultó muy interesante porque es una parte de la historia que me pilló en una edad demasiado joven para entenderla.

El ritmo no decae en ningún momento, así que te sientes atrapado desde la primera hasta la última página. César Pérez Gellida tiene un estilo muy cuidado y ha creado una historia compleja pero sólida, donde todo importa y nada sobra.

Suele decirse que segundas partes nunca fueron buenas, pues bien, he aquí una excepción. Supera las expectativas creadas con Memento mori y una vez que lo terminas, te deja con ganas de más.

Gracias a César Pérez Gellida por el ejemplar.

4 comentarios:

  1. Pues ya verás Consummatum est :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya estoy con él y... ¡madre mía! me está encantando :)

      Eliminar
  2. De momento solo he leído Memento mori que me gustó mucho y este lo tengo esperando en la estantería, a ver si me pongo con él que a todos os está encantando
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez que empieces, no podrás parar. Es adictivo :)

      Eliminar